29 de mayo de 2024

Britney Spears busca reconciliarse con su padre, quien se encuentra con la salud muy deteriorada

James Spears ha estado en el hospital en varias ocasiones durante los últimos meses y será operado el viernes

Mientras que Britney Spears vive un proceso de divorcio, al parecer la cantante de 50 años quiere recuperar una relación familiar antes de que pueda ser demasiado tarde, se trata de su padre James Spears, con quien no se habla desde hace años y a quien afrontó como un enemigo durante su tutela que duró 14 años; James le impedía a la artista manejar su propia vida y sus finanzas debido a trastornos psicológicos de la artista.

En 2007, Britney sufrió una crisis nerviosa muy publicitada que incluyó el ataque al automóvil de un paparazzi en una estación de gasolina; la tutela de su padre comenzó luego de ese incidente, en 2008. En noviembre de 2021, una jueza de Los Ángeles disolvió la tutela. En un escalofriante testimonio, la cantante dijo que, en virtud de la tutela, se le impidió quitarse un dispositivo anticonceptivo a pesar de su deseo de tener más hijos.

«Sólo quiero recuperar mi vida», dijo la estrella del pop a la corte en 2021; cuando obtuvo la libertad, Spears se casó con su novio Sam Asghari, hoy su exesposo, la cantante y el bailarín anunciaron su separación hace unos días, y aunque se desconocen los motivos, la princesa del pop confesó que «ya no podía aguantar más dolor», mientras que Asghari argumentó violencia por parte de Spears; meses atrás intentaron tener un hijo sin éxito.

Britney Spears, cada vez más cerca de su padre

James Spears, de 71 años, no se encuentra nada bien de salud, el papá de Britney Spears ha visitado el hospital en varias ocasiones durante los últimos meses de acuerdo a reportes del medio TMZ, donde se detalla que desde hace tres semanas, cuando Spears se separó de Asghari, Britney ha estado diciendo que quiere reparar la relación con su padre, pues sabe que su progenitor ha estado enfermo, entrando y saliendo del hospital durante meses, y no quiere arrepentirse de esperar demasiado.

A James Spears le hicieron un reemplazo de rodilla hace 16 años, de esa intervención desarrolló una infección terrible y volverá a pasar por el quirófano este viernes, donde los médicos manipularán el metal de sus rodillas e intentarán eliminar la infección; reportan que el papá de Britney ha perdido mucho peso y está extremadamente delgado.

De acuerdo a fuentes de TMZ, a James le encantaría una reconciliación con su hija a pesar de todas las cosas que Britney dijo sobre él dentro y fuera de la corte; aseguran que cuando se enteró de las intenciones de su hija de acercarse a él, reaccionó eufórico.

Compartir: