24 de abril de 2024

Chalamet es la nueva imagen del perfume francés «Bleu de Chanel»

Tengo algunos amigos que no están tan interesados en el mundo de la alta moda, pero cuando les digo que estoy haciendo un cortometraje con Martin Scorsese en Nueva York, sus oídos se levantan’, dice Chalamet, quien fue presentado por primera vez a Scorsese a través de Robbie Robertson, el famoso guitarrista que estuvo de gira con Bob Dylan. ‘Él vive y respira por la creación de películas’, revela Chalamet sobre el legendario director. ‘Las conversaciones que hemos tenido por Zoom han sido muy emocionantes. Para él filmar, es como subirse a una cinta de correr’.Chalamet viene de una larga racha de proyectos cinematográficos emocionantes. La segunda entrega de la exitosa trilogía Dune se estrena en noviembre. Luego, en diciembre, llega Wonka, dirigida por Paul King (recordado por la cinta Paddington) en la que Timothée Chalamet interpreta al excéntrico y muy querido empresario del chocolate. ‘Trabajar en algo que tendrá una audiencia joven y libre de cinismo, fue una gran alegría. Por eso me atrajo el proyecto’, dice. ‘En un momento y un clima lleno de retórica política intensa, cuando hay tantas malas noticias todo el tiempo, esperemos que esto sea recibido como un pedazo de chocolate’.

Como ya mencionábamos, el actor de Call me by your name es un ícono de la moda contemporánea por méritos propios, lo que lo acerca a los valores de la marca. Carece de estilista por lo que todos los look con los que ha triunfado en grandes eventos, como la MET Gala, son mérito enteramente suyo –y en más de una ocasión de la aguja de su gran amigo y diseñador Haider Ackermann. Gusta de evadir las normas de etiqueta de los eventos y, aun así, acaba siendo considerado de los más elegantes siempre. Además, cuenta con otra arma secreta: pese a que todas las grandes marcas de lujo están a sus pies y ya ha demostrado que tiene el porte para ser un modelo de la alta moda ejemplar, su personalidad amable y carismática lo hace muy afín al público, haciéndole ver como una persona accesible y cercana. Y esos aires de guy next door resultan irresistibles para darle una vuelta de tuerca al arquetipo de galán.Sin duda, el actor está en su mejor momento. Alterna películas taquilleras como Dune (cuya segunda parte se estrena este año) con proyectos más independientes como Hasta los huesos, todas ellas con unas críticas fantásticas. Aparte, este año encarnará a Willy Wonka, el famoso chocolatero creado por Roald Dahl, y al mismísimo Bob Dylan, biopic esperadísimo en el que está totalmente enfrascado. Y en cuanto a la moda, con este nombramiento se posiciona por fin con una marca de lujo, pues hasta ahora, y pese a la insistencia de prácticamente la industria entera, solamente había aceptado en 2021 ser embajador de la marca de relojes Cartier. Está claro que Timothée tiene la sartén cogida por el mango y que un hombre como él tenga este peso mediático y cultural promete un futuro brillante.

Compartir: