27 de mayo de 2024

Morrissey arremete contra la industria musical tras las muerte de Sinéad O’Connor

A través de un comunicado publicado en su sitio oficial, Morrissey criticó a ciertos miembros de la industria musical y de los medios de comunicación, que ante la muerte de Sinéad O’Connor la recordaron, cuando durante años se la pasaron haciéndole la vida imposible, cerrándole puertas e ignorándola por la forma que tenía de decir las cosas y manifestarse ante situaciones que no le parecían.

‘Su discográfica la abandonó después de vender 7 millones de discos para ellos. Se volvió loca, sí, pero poco interesante, nunca. No había hecho nada malo. Tenía una vulnerabilidad orgullosa… y hay cierto odio en la industria musical hacia los cantantes que no ‘encajan’ (esto lo sé muy bien), y nunca se les alaba hasta la muerte, cuando, por fin, no pueden responder. El cruel corralito de la fama se deshace hoy en elogios hacia Sinéad… con las habituales etiquetas imbéciles de «icono» y «leyenda». La alaban ahora SÓLO porque ya es demasiado tarde. No tuvieron el valor de apoyarla cuando estaba viva y los buscaba’, declaró.

Más adelante, Morrissey se fue con todo a los medios de comunicación (aunque también volvió a mencionar a los sellos discográficos) por ser doble cara, pues dijo que ahora que la cantante lamentablemente está muerta, sí le darán el lugar que merece: ‘La prensa tachará a los artistas de pestes por lo que ocultan… y a Sinéad la llamarían triste, gorda, escandalosa, demente… ¡oh, pero hoy no!’.

‘Los directores ejecutivos del mundo de la música que habían puesto su sonrisa más encantadora al rechazarla para su lista están haciendo cola para llamarla «icono feminista», y celebridades de 15 minutos y duendes del infierno y sellos discográficos de diversidad artificialmente excitada se cuelan en Twitter para tuitear sus sandeces … cuando fuiste TÚ quien convenció a Sinead para que se rindiera … porque se negó a ser etiquetada, y fue degradada, como siempre son degradados los pocos que mueven el mundo’, agregó.

Al final, Morrissey afirmó que Sinéad O’Connor fue víctima del mismo destino que Judy Garland, Whitney Houston, Amy Winehouse, Marilyn Monroe y Billie Holiday, pues al igual que todas estas figuras, la artista irlandesa: ‘Era un reto, no se la podía encasillar, y tuvo el valor de hablar cuando todos los demás guardaban un silencio seguro. La acosaban simplemente por ser ella misma. Sus ojos finalmente se cerraron en busca de un alma que pudiera llamar suya’.

‘Como siempre, los lamestreamers no dan en el clavo, y con las mandíbulas cerradas vuelven al insultantemente estúpido «icono» y «leyenda» cuando la semana pasada habrían bastado palabras mucho más crueles y despectivas (para ella). Mañana, los aduladores volverán a sus comentarios de mierda en Internet, a su acogedora cultura del cáncer, a su superioridad moral y a sus obituarios de vómito repetidos como loros. Los cuales los descubrirán mintiendo en días como hoy… cuando Sinéad no necesite su bazofia’, finalizó.

Compartir: