29 de mayo de 2024

Sergio Pérez estuvo en la fábrica de Red Bull en Milton Keynes previo al GP de Estados Unidos

Sergio Pérez ha tenido dos fines de semana de Fórmula 1 muy difíciles tanto en Japón como en Qatar, lo que ha vuelto a generar dudas sobre el lugar del piloto mexicano en Red Bull Racing.

El propio jefe del equipo, Christian Horner, afirmó tras la competencia de Losail, donde Pérez apenas fue décimo después de sufrir tres sanciones por exceder los límites de pista, que esperaba sentarse a conversar con el de Guadalajara para buscar entender sus problemas al volante del RB19.

La F1 comienza ahora una seguidilla de tres grandes premios, en Estados Unidos, México y Brasil, siendo los dos primeros dos citas especiales en el calendario para «Checo» Pérez mientras busca recuperar su forma.

«Austin y México son dos de mis semanas favoritas del año, tengo un apoyo increíble en ambos lugares y eso significa mucho para mí. Incluso cuando no puedes oírlo en el coche, puedes sentirlo. Sé que tengo que volver a mi mejor nivel en COTA, es un circuito divertido de pilotar y confío en que podamos rendir allí», agregó.

Pérez declaró que pasó tiempo con el equipo Red Bull en la sede de la escudería ubicada en Milton Keynes, Inglaterra, para buscar salir del espiral negativo en que se ha visto recientemente.

«Estuve en Milton Keynes la semana pasada trabajando muy duro con el equipo para asegurarnos de que estamos lo mejor preparados posible para las próximas semanas», dijo.

«Tuvimos algunas buenas conversaciones y pasé tiempo con mis ingenieros para asegurarnos de que sabemos dónde hemos ido bien, dónde han ido mal las cosas y cómo podemos mejorar», finalizó.

Compartir: